Industria de bienes de lujo cayó este año y recuperaría hasta el 2023 | Economía



El más reciente estudio de Bienes de Lujo realizado por Bain & Company, en colaboración con la Fundación Altagamma de la industria de fabricantes de artículos de lujo italianos, estima que el sector tuvo una contracción del 23%, porcentaje que no se registraba desde el año 2009. Según el estudio, esta reducción se debe a la pausa global del sector turismo y los largos periodos de confinamiento.

(Los secretos de las marcas de lujo en el mundo). 

El estudio indica que la llegada del Covid-19 ha sido el catalizador del cambio para la industria de lujo, influyendo directamente en las necesidades del consumidor. Si bien, hoy las compras en línea de artículos de lujo se han disparado, duplicando su participación en el mercado en un 23 por ciento en 2020 comparado con el 12 por ciento en 2019, las marcas tendrán que hacer un gran esfuerzo para activar las compras en tiendas física, canal que espera una reducción de su red para el año 2021.

En este sentido, las marcas deberán ajustar sus estrategias en la nueva realidad de las compras de lujo, evolucionar el papel de la tienda física y maximizar la experiencia del cliente.

Analizando las categorías de la industria, el documento revela que todas estas han experimentado descensos en 2020. Los zapatos se vieron amortiguados por la demanda de zapatillas tipo tenis, cayendo solo en un 12%, mientras que las joyas vieron una demanda sostenida en Asia y se beneficiaron de las ventas online. Los relojes y las prendas de vestir disminuyeron en un 30%.

Por otro lado, el estudio indica que China continental ha sido la única región a nivel mundial que terminará el año con un crecimiento del 45% alcanzando 44.000 millones de euros en ventas. Europa por su parte, ha sufrido la peor parte del colapso del turismo mundial lo que ha llevado a que el consumo regional cayera en un 36%. Finalmente, América ha experimentando un menor impacto con una caída del 27%. Particularmente, en Estados Unidos, los grandes almacenes se enfrentan a un futuro turbio y el mapa del consumo de lujo muestra lejanía de los centros urbanos.

Bajo este panorama, las cifras del estudio pronostican que para el 2021 los índices de crecimiento oscilarán entre el 10% – 12% y el 17% y 19%, dependiendo de las condiciones macroeconómicas, el regreso de los viajes sin restricciones a nivel mundial, así cómo la confianza de los clientes locales. En términos de ganancias operativas, el estudio prevé que en 2021 el mercado recupere el 50 por ciento de las pérdidas de 2020.

En esta misma línea, los expertos de Bain & Company esperan que la recuperación se acelere durante los próximos tres años, y que el mercado regrese a los niveles de 2019 para fines de 2022, principios de 2023. Esta recuperación será impulsada por las ventas en línea, el cual será el canal líder para el año 2025.