Termina juicio disciplinario por asesinato de excombatiente de las Farc Dimar Torres – Delitos – Justicia



Con la exposición de los alegatos finales de la defensa, terminó en la Procuraduría el juicio disciplinario contra cinco militares investigados por el homicidio del excombatiente de las Farc Dimar Torres Arévalo, ocurrido en abril de 2019 en Convención, Norte de Santander. 

El juicio que adelanta la Procuraduría delegada para la Fuerza Pública es contra el coronel (r) Jorge Armando Pérez Amézquita, los soldados profesionales Cristian David Casilimas Pulido, Yorman Alexánder Buriticá Duarte y William Alarcón Castrillón; y el cabo segundo Daniel Eduardo Gómez Robledo, quien ya fue condenado en un proceso penal a 20 años de cárcel, por ser el autor material del crimen.

(Lea también: Los testigos contra coronel (r) a juicio por asesinato de Dimar Torres)

Para el próximo 11 de agosto, a las 9 a. m., se convocó la audiencia en la que se conocerá el fallo disciplinario contra los militares.

En la diligencia de alegatos de conclusión, llevada a cabo este viernes, los abogados defensores solicitaron, por un lado, que el asesinato de Dimar Torres no se evalúe como un ‘homicidio en persona protegida por el Derecho Internacional Humanitario’ -que tiene una connotación sancionatoria mayor- sino como un homicidio regular; y también pidieron que se archiven y se cierren definitivamente los procesos en contra del coronel (r) Pérez y los tres soldados profesionales. 

En cuento al caso del cabo segundo Gómez Robledo, sobre quien ya pesa una condena de 20 años de cárcel, su defensora no negó que él sea el autor material del crimen, pero pidió que al momento de proferir el fallo se reconsidere la condición de persona protegida que se le ha dado al excombatiente de las Farc Torres. 

(Le puede interesar: Juez envía a prisión a coronel (r) y soldados por caso de Dimar Torres)

De otra parte, los tres abogados que defienden a los militares en este proceso disciplinario señalaron que según las pruebas y testimonios recogidos, Torres cultivaba coca en su casa, participada en extorsiones, y que en informes militares aparece como “bandolero raso” del Eln, por lo que no estaba protegido por el DIH en cuanto era parte de los combates. 

Así mismo, la abogada del coronel (r) Pérez Amézquita defendió que 9 testigos indicaron que aunque existió un grupo de Whatsapp llamado ‘Alabarda 4’, no hay prueba de que el coronel hubiera participado del mismo, y frente a unos pantallazos que han circulado que refieren la participación del oficial, dijo que según la Corte Constitucional los pantallazos no son pruebas electrónicas y su validez es opacada.

En cuanto al defensor de los soldados Casilimas, Buriticá y Alarcón, manifestó que hay duda razonable sobre su presunta participación en el arrastre del cuerpo de Dimar Torres (tras su asesinato) y su motocicleta hacia un matorral y despoblado frente a la base militar a la que pertenecían, pues, comentó el abogado, “solo dos personas (testigos) hacen señalamiento directos de participación criminal, los demás no dicen eso”, manifestó el defensor.

(Otras noticias: Abogado de Iván Cepeda, pide que Diego Cadena sea enviado a prisión)

En el proceso penal que se sigue contra estos militares por el asesinato del excombatiente de las Farc la Fiscalía ha señalado al coronel (r) Pérez Amézquita, en calidad de determinador de homicidio en persona protegida, y a los soldados, como cómplices.

El ente acusador ha sostenido que el asesinato de Dimar Torres fue un “acto absoluto de venganza” por la muerte -días antes del asesinato del ex-Farc- del soldado Pablo Emilio Borja García Pablo Emilio, de la que los militares habrían señalado como culpable a Torres.

Según evidencias presentadas en la imputación de cargos contra lo militares, se conformó un grupo de WhatsApp para controlar los movimientos del excombatiente. “A ese man no hay que capturarlo, hay que matarlo porque no aguanta que vaya de engorde a la cárcel”, mencionó el fiscal del caso que les dijo el coronel (r) Pérez en ese grupo de WhatsApp los soldados.

(Además: Asesinato de Dimar Torres fue un ‘acto absoluto de venganza’: Fiscalía)

Aunque el cabo Gómez Robledo fue quien asesinó a Torres, la Fiscalía narró que los soldados Casilimas, Buriticá y Alarcón apoyaron el hecho pues “Casilimas y el soldado Buriticá toman la motocicleta en que se desplazaba con vida Dimar Torres, la arrastran hasta un matorral para ocultarla, así mismo sus pertenencias”, narró el fiscal.

Y luego, “Alarcón coge el cuerpo de la víctima, lo arrastra por la carretera y lo lanza a un sitio despoblado que se encontraba en la maraña a unos 15 metros dentro (…) frente a su propia base militar”. Finalmente, dice la autoridad que “entre ellos, los soldados, cavan una fosa donde pretenden enterrar el cuerpo”, dijo el representante del ente acusador. 

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET
justicia@eltiempo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *