Capturan a cuatro personas por vender tortas con marihuana en universidades – Delitos – Justicia



Tras seis meses de investigación, el CTI de la Fiscalía logró la captura de 4 personas señaladas de participar en una red de distribución de sustancias psicoactivas en universidades. 

De acuerdo con las autoridades, la red estaba integrada por un estudiante de ingeniería industrial, su mamá y dos hombres más, quienes comercializaban productos a base de marihuana. en varias universidades de la capital de Bogotá con productos.

De acuerdo con las investigaciones, esta red tenía tres formas de promover el consumo de marihuana y de vender productos ilegales.

Por un lado,  a través de redes sociales promovían cursos en los que ofrecían enseñar cultivo de marihuana hidropónica, además de ofrecer asesoría personalizada, garantizando un producto de altísima calidad en la mitad del tiempo de un cultivo tradicional.

Los cursos se dictaban en una finca en San Cristóbal Sur y la red cobraba hasta 400.000 pesos por cupo, con la garantía de recoger el cultivo en máximo cuatro meses.

Además hacían ellos mismos supuestos productos medicinales a base de cannabis sustentados en permisos falsos de las autoridades sanitarias y de salud 

Por último, vendían productos de panadería como brownies, tortas y galletas
de chocolate hechos a base de cannabis. Estos eran preparados por la madre del estudiante.

La red evadía la acción de las autoridades de los planteles académicos en los que vendían al aire libre los productos al hacerlos pasar como comestibles tradicionales y no despertar sospechas. Además, desde Bogotá se establecía la posibilidad de ampliar la venda de los productos de marihuana a Medellín

Además, uno de los hombres capturados además de dictar los cursos de marihuana hidropónica y procesamiento de cannabis, también vendía, según la Fiscalía, el estupefaciente por gramos en vías públicas, parques, centros comerciales y estaciones de Transmilenio cercanas a planteles educativos, tanto públicos como privados.

La red ofrecía cursos sobre cultivo de marihuana hidropónica y cobraba hasta 400.000 por cupo.

En una finca en la localidad de San
Cristóbal Sur tenían las matas de marihuana.

Además hacían productos medicinales a base de cannabis sustentados en supuestos permisos de autoridades nacionales, que en realidad eran falsos.

De acuerdo con las autoridades, esta red criminal comenzó en el apartamento que el estudiante y su madre compartían en Suba, en donde montaron un negocio bajo la razón social de ‘Anand Grow Shop’ registrado en Cámara de Comercio de Bogotá. 

Allí cultivaron un centenar de plantas de marihuana de manera hidropónica, y luego llevaron el cultivo de Suba a Engativá, y después a una finca en la localidad de San
Cristóbal Sur.

Los implicados fueron imputados como presuntos responsables de los delitos
de concierto para delinquir con fines de narcotráfico en concurso
heterogéneo y sucesivo con tráfico de estupefacientes.

Tras la judicialización el juez cobijó con medida de aseguramiento en centro carcelario a los tres hombres implicados, mientras que a la mujer le dieron casa por cárcel.

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET